Captura De Pantalla 2017 08 24 A Las 4 34 56 P M

AtaMoS-TeC (Atacama Module and System Technology Center) es un proyecto que desarrollará tecnologías para la industria de energía solar fotovoltaica en Chile, una apuesta estratégica para el crecimiento sustentable del país, y que acaba de recibir el apoyo de Corfo. Se trata de una propuesta de SERC Chile en la que tendrán una activa participación las seis universidades que componen el centro, con excepción de la Fundación Chile.

En calidad de co-ejecutoras estarán tres reconocidas instituciones extranjeras: CEA INES (Francia), ISC Konstanz (Alemania) y Fraunhofer Chile. En calidad de asociados participa un grupo de empresas que confió en la propuesta y que aportará con financiamiento y trabajo conjunto muy relevante. Estas son Adrox Spa, Borg, Cintac, Colbún, Ecoenergías, Ecovisión, Fotcast, Geogrow Spa, Innova Renovable, Mondragón, New Energy, Novalquimia, Phibrand S.A., Snare, Solarpro, Solcor, Syntec, Tecno Andina, Venergía y Vidrios Lirquén S.A.

Profesionales e investigadores de todas estas instituciones trabajaron durante más de un año el proyecto AtaMoS-TeC, el que fue postulado para recibir financiamiento del Fondo de Inversión Estratégico (FIE) en el marco de la Hoja de Ruta del Programa Estratégico Solar, creado en 2015 para promover la creación de una industria solar local que debiera mejorar la productividad del país.

La adjudicación competitiva de fondos para esta iniciativa es emblemática, constituyéndose en el proyecto de I&D más relevante en temas solares que ha surgido en Chile. Esto por los importantes montos que manejará –con aportes claves públicos y privados– y por lo que pretende aportar al nuevo conocimiento científico y tecnológico en el área solar.

AtaMoS-TeC financiará la creación de un consorcio o corporación sin fines de lucro que estará encargado de desarrollar tecnologías fotovoltaicas que se adapten a las condiciones excepcionales del Desierto de Atacama, las cuales SERC Chile ha venido estudiando desde su creación, en 2012: alta radiación; alto promedio de horas de sol; un clima árido; cielos casi sin nubosidad; baja temperatura ambiente, entre otras. Como resultado de este desarrollo tecnológico, se podrá reducir el costo de la energía a una meta de 25 US$/MWh al año 2025, y además generar una industria propia que pueda proveer de bienes y servicios a la industria chilena y para la exportación.

Parte central del desarrollo de AtaMoS-TeC se realizará Antofagasta, en la Plataforma Solar del Desierto de Atacama y/o en la Universidad de Antofagasta. Mientras este consorcio o corporación es creado, esta última será la entidad beneficiaria.

SERC Chile confía en poder entusiasmar a otros actores del mundo público, privado y comunidad para que se sumen a esta iniciativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *